La suplantación de dominio va en aumento ya que los ciberdelincuentes ven algunos sitios criptográficos como un "objetivo perfecto" - Bitdefender